Resumen

El interés de la creación del producto tiene un origen dual. Por un lado, se detecta la falta de inclusión de personas con diversidades funcionales en el proceso de diseño de nuevos productos —a pesar de que es un grupo social en constante crecimiento, principalmente por el aumento de la proporción de personas ancianas—, y supone un mercado cada vez más interesante desde el punto de vista comercial. Por otro lado, en los últimos años se ha detectado el auge de trastornos músculo-esqueléticos y se ha demostrado su relación con el uso cada vez más frecuente y prolongado de dispositivos electrónicos como móviles, ordenadores, tabletas y lectores de libros electrónicos. El producto se ha desarrollado mediante la metodología de diseño universal o para tod@s, y mediante la filosofía de diseño inclusivo. Por otro lado, se han estudiado las soluciones existentes en el mercado y se ofrece una alternativa mejorada que tiene en cuenta las características y limitaciones de un rango de usuarios más amplio, en comparación con los productos existentes diseñados para un usuario medio. En este sentido, ha sido muy importante que el producto no sea percibido como un producto para discapacitados. Con el fin de permitir una evaluación precisa del producto se ha llevado a cabo el prototipado del mismo, con las iteraciones de evaluación, rediseño y realización de prototipos necesarios para conseguir un resultado satisfactorio. Parte relevante del desarrollo integral del proyecto ha sido la propuesta del proceso de fabricación más adecuado para el producto, destacando la gran relevancia que ha tenido la elección del material.


El objetivo de este trabajo es el diseño de un adaptador de forma para dispositivo móvil dirigido a facilitar su uso, tanto para personas con capacidad limitada de ejercer fuerza con la mano como a personas que quieran prevenir problemas derivados del uso de este tipo de productos. Este adaptador pretende minimizar la presión necesaria para sostener un dispositivo móvil y mejorar la ergonomía del mismo. De esta manera se facilita el uso y se limita la carga postural sobre las estructuras de la mano, cuestión muy necesaria en personas con patologías de diversa índole, y sobre todo de carácter inflamatorio y neurodegenerativo. El producto resulta también beneficioso para personas no afectadas por ningún trastorno, ya que limita el esfuerzo requerido en el uso del dispositivo y previene el riesgo de aparición de patologías relacionadas con el uso prolongado de dispositivos móviles. En términos generales, este trabajo se centra en la mejora de la usabilidad de un teléfono móvil mediante la adaptación de sus características externas. Los parámetros clave para conseguir este propósito son la presión máxima de la mano y el rango de movilidad de las articulaciones del usuario límite. Asimismo, el producto cumplirá también la función de protección del dispositivo frente a accidentes y desgaste producido por el uso cotidiano.